“Durante esta campaña se ha sometido a la comunidad universitaria a tensiones que no son compatibles con el espíritu universitario que debe presidir nuestra vida académica. Lamentablemente hemos tenido que interponer desde el inicio de la campaña casi una veintena de reclamaciones ante la Junta Electoral por vulneración de las normas electorales y, en esta segunda vuelta, otras cinco por la distribución de propaganda indebida de manera continuada.

No creo que nada merezca estas tensiones ni que se vea afectada la imagen de la institución. Por eso espero que el lunes y el martes se respeten las normas, que son iguales para todos, y se conocen desde el inicio del proceso. Nosotros lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo.

Apelo a ese espíritu académico que mencionaba para que la jornada de votaciones del martes sea ejemplo del buen hacer universitario de una universidad en la que todas las opciones y todas las posiciones son bienvenidas.

 Si el próximo martes se tiene que recordar por algo es por alcanzar una participación histórica de la comunidad universitaria donde prevalezca el respeto”