El candidato a Rector y catedrático de Química Física de la Universidad de Málaga, Teo López Navarrete, celebró su último acto electoral en el que hizo balance de estas semanas. Se mostró “orgulloso y satisfecho con la campaña que hemos desarrollado”. López Navarrete calificó la campaña de “realista, limpia e ilusionante”, al tiempo que que insistió en que siempre han actusado “desde el respeto a la institución y a la comunidad universitaria”.

López Navarrete se mostró ilusionado con la cita electoral del próximo viernes. Destacó que “el pasado 10 de octubre culminamos una primera fase con el proceso participativo para la elaboración del programa, en el que participaron más de 400 personas, en modo presencial”. Durante más de 4 horas en diez mesas de trabajo la comunidad universitaria sentó las bases de programa, “que se completó con las más de 100 reuniones con colectivos de estudiantes, las visitas en doble vuelta a los 21 centros, y las diferentes reuniones con los institutos de investigación y el PTGAS”.

En este sentido, el candidato a Rector resaltó que, “ha sido tal la intensidad y participación de este proceso y tan certeras las propuestas, que han gustado en otras candidaturas que y las han asumido en los diferentes debates e incorporado en sus programas”.

López aseguró que durante las visitas y la campaña ha recibido un incontable número de apoyos, “tanto que ha sido un acicate para seguir perseverando en nuestra idea de universidad”, sentenció.

“Nuestro compromiso es impulsar una UMA líder, una universidad pública, generalista, de vanguardia y referente en España y en Europa, y defendemos un proyecto basado en las personas (estudiantado, PTGAS y profesorado), con la idea de ser referente en docencia, investigación, transferencia social y cultura, de la que tanto la comunidad universitaria como la sociedad malagueña se sientan orgullosos”, explicó.

Y para ello, López considera necesario “apostar por una nueva gobernanza real, sin lastres ni condicionantes del pasado”, que tenga como referente la transparencia en todas y cada una de sus actuaciones y, especialmente el talento de consenso y diálogo con todos los colectivos de la universidad.