En su visita a la Facultad de Filosofía y Letras de la UMA, el candidato a Rector Teo López ha afirmado que es fundamental la mejora de infraestructuras, al igual que revisar la actual situación de la biblioteca. Además, en relación a esta medida, en su programa destaca la ampliación de los recursos bibliográficos en este centro, aumentando la disponibilidad de manuales en formatos físico y digital.

El catedrático de Química Física apoya iniciativas de investigación de calidad, competitivas, en el ámbito de las Humanidades; la dotación de plazas de profesorado para los dobles grados, el fomento de másteres que contribuyan a la inserción laboral y el número de plazas de estos. En este sentido, López también aboga por incrementar las prácticas curriculares, tanto de grado como de máster, enfocadas a ampliar y mejorar las salidas profesionales.

En cuanto a las becas para el estudiantado, Teo López propone crear ayudas para el alojamiento, ya que debido al alto coste del alquiler en Málaga este puede ser un hándicap para parte del alumnado. “Nos adelantaremos a la resolución del Programa de becas de Cohesión Social, estudiaremos un programa de becas destinado a cubrir los gastos de transporte durante la realización de prácticas curriculares y promoveremos acuerdos con los ayuntamientos de la provincia y de la capital, en particular con la EMT, para una mejor coordinación de los horarios y frecuencias de los autobuses”, ha manifestado.

Una UMA líder

Teo López ha recordado que la prioridad de su equipo son las personas, por lo que ha creado un proyecto amplio, abierto y plural donde tiene cabida cualquier persona que forme parte de la comunidad universitaria. Asimismo, su principal aspiración es mejorar las condiciones en las que se vive, estudia, trabaja e investiga en la UMA, siempre respetando escrupulosamente el marco legal vigente y los principios fundamentales de igualdad y transparencia.

Por último, sobre el personal técnico, de gestión y de administración y servicios de la Universidad de Málaga (PTGAS), formado por el personal laboral y funcionario de las diferentes escalas de administración general, biblioteca e informática, esta candidatura tiene muy presente que es un colectivo indispensable para el buen funcionamiento de las múltiples actividades propias de la universidad y que su intervención, apoyo y asesoramiento son cruciales para garantizar la gestión y administración de toda la institución.